¿Cansados de pasar calor?

¿Agobiados por las altas temperaturas o el alto grado de humedad?

Aquí, en la Serranía de Cuenca, en la alta montaña, a 1.400 m de altitud, tenemos unas temperaturas máximas moderadas, unas mínimas refrescantes. Unido a un grado de humedad muy bajo, nos convierten en el lugar ideal para descansar de los rigores del verano.

Cualquier sombra es un alivio frente al calor, como la proporcionada en nuestra nueva terraza que aquí os mostramos.

 

Todo esto unido a la singularidad de nuestros alojamientos, construidos con balas de paja y revestidos de barro, nos hacen uno de los lugares ideales para descansar de los agobios del verano.

Sin olvidar nuestro entorno, donde abundan los ríos con piscinas naturales (pozas) en un entorno boscoso.

Haz una escapada de verano y ven a disfrutar.