Nuestro jardín suele rebosar de flores de todo tipo, tal es así que a menudo eclipsan la pradera que las envuelve.
jardin-rio-cuervo-serrania-cuenca-flor-lathyrus-hirsutus-guija-velluda-guisante-silvestre
La propia pradera a su vez nos ofrece otro sin fin de flores, solo que a otra escala, una escala diminuta, que nos suele pasar desapercibida por la vistosidad de sus hermanas mayores en los arriates.
jardin-rio-cuervo-serrania-cuenca-flor-trifolium-campestre-trebol-amarillo-dorado
Hablamos de chiribitas, dientes de león, no me olvides, guisantes silvestres, zapaticos de la virgen, trébol dorado, etc… Todas ellas originarias en la Serranía de Cuenca.
jardin-rio-cuervo-hotel-biosostenible-flor-taraxacum-officinale-diente-leon
Cuando vemos las imágenes de estas flores descontextualizadas se nos pueden antojar de tamaño “normal”, cuando las contrastamos con una referencia que nos indique su tamaño, podemos admirar la belleza presente en tamaños tan diminutos.
jardin-rio-cuervo-hotel-biosostenible-flor-bellis-perennis-chiribita-margarita

Aprovecha y haz turismo seguro en nuestro pequeño hotel con encanto, ideal para escapadas tanto de pareja como en familia, para más información pincha aquí.